alimentar bien a un bebe
Maternidad
11

Alimentación: ¡Ocúpate de la calidad, que tu hijo pondrá la cantidad!

Los padres ponen la calidad, el niño la cantidad. Cositas muy elementales que debéis saber sobre la alimentación de vuestros hijos.

Pues sí, era el momento y vais a tener un niño. Conforme se iba acercando la fecha del nacimiento habéis ido comprando lo que va a necesitar cuando venga al mundo de los vivos. Todo está casi preparado, pero siempre falta ese pequeño detalle; no importa, posiblemente me lo regalen. Llega el día y el niño emite su primer llanto tras el parto, ¡ya está aquí! Este primer llanto es muy gratificante, alegra, indica que el niño está enérgico. Los llantos posteriores ya son harina de otro costal, sobre todo si son por las noches.

Toda la familia feliz, ya tenéis vuestro primer niño, o el segundo o tercero. Seguro que durante la preparación al parto la matrona os habrá informado de muchas cosas sobre la futura criaturita, ya presente,  especialmente sobre su alimentación y cuidados; os sentís capaces de hacerlo todo, la cosa es fácil. Y lo es; sí lo es si nadie os lía con “consejos” inoportunos, que supongo que sabéis que en España todo el mundo sabe medicina y especialmente pediatría.

Sobre los cuidados del recién nacido y del luego lactante y niño, ya os informarán otros profesionales más cualificados, yo os hablaré algo, poquito, sobre un tema fundamental: la alimentación, la alimentación de niño sano claro está. No de cantidades y tal, sino de lo que realmente se debe saber para que todo vaya bien.

Pues nada, el niño ha nacido y ha de comer; surgen las primeras dudas y a veces no nos las resuelven bien. Lo sabéis pero a veces no estáis seguros; no lo dudéis: la madre naturaleza no hizo a la mujer con dos biberones en el pecho para alimentar a su hijo, sino con dos tetas, y si así lo hizo es porque lo mejor para el niño es la leche de la teta de su mamá, no la leche artificial de la farmacia o supermercado. Quede esto claro, desde un primer momento, que luego vienen las interpretaciones interesadas.

 Lo mejor para el niño es la leche de su madre.

Sobre la técnica de la lactancia, si no la domináis, ya os hablarán algunos de los profesionales del tema en Mamicenter. Yo sólo os diré que pongáis al niño al pecho cuanto antes mejor y que él sabe mejor que nadie cuándo tiene hambre y cuánto ha de tomar. Olvidaos de esos anticuados, pero cansinos, amigos de militarizar al niño desde que nace, que quieren que le impongáis horarios de tomas rígidos que sólo llevan al fracaso de la lactancia natural, y de esos que os incitan a darle leche de farmacia hasta que suba tu leche; que ésta es otra de las causas del fracaso de la lactancia al pecho. Y recordad, cuanto más hambre tenga el niño con mayor fuerza mamará y más leche produciréis. Y no echéis cuenta a esos que dicen que tu leche es mala, que no alimentará al niño; ésos sí que tienen mala leche.

Pero no siempre es posible, por motivos varios, la lactancia materna. No os agobiéis, no; no sintáis remordimientos, no; no le deis más vueltas al coco, no, que aunque la leche materna es superior los niños también crecen bien con una leche artificial. Si no hay más remedio que recurrir a ella compra la más barata, que aunque no todas son iguales, todas son adecuadas para criar a tu niño. No prestéis atención al rollo de que si lleva tal o cual cosa que no lleva la otra que la hace superior, es sólo para justificar un mayor precio. Lo mismo que el pecho, a demanda, cuando el niño lo pida.

Regla de oro: el biberón nunca puede quedar vacío; si así queda es que necesita más.

Bien pues, sea de pecho o de biberón llegará un momento en que vuestros niños necesitarán algo más que la leche, lo que llamamos alimentación complementaria: los cereales, la fruta, la verdura, la carne,… A partir de los seis meses si tomas pecho, o de los cinco si toma biberón, tendréis que ir introduciendo estos nuevos alimentos; el orden es indiferente, ya vuestros pediatras os lo dirán según cómo ellos lo recomienden; sólo os digo que dejéis unos días entre la introducción de cada grupo de alimento y el siguiente, así sabréis si alguno le sienta mal.

Y bueno, vuestros niños van creciendo, pasan los meses y los años. Unos comen mejor, otros comen “peor”. Y ¿por qué?, muy simple porque cada niño es hijo de su madre y de su padre, repite los hábitos de sus progenitores y tiene sus necesidades, no las de sus abuelos; que los niños no tienen gula. Y ya tenemos el problema: “el niño no me come”. Tienes suerte, si os comiera sería un caníbal.

Grabaos esto: la gente se muere de hambre, no de no comer; así que el niño comerá cuando y cuanto necesite. Dadle una dieta variada, sin caprichos infundados. Resumiendo: los padres ponen la calidad, el niño la cantidad.

Si seguís estos facilísimos consejos vuestros retoños llegarán a viejos y vosotros no moriréis de un ataque de nervios. De lo contrario pasaréis unos añitos muy “entretenidos”.

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
11
Artículos relacionados
Logopedia
Trastornos del lenguaje ¿Debo visitar a un logopeda?
smiling baby sitting on chamber pot with toilet paper rolls
Ya no lo necesito: ¿cómo retirar el pañal? [Infografía]
postparto
El postparto: las verdades que debes saber
11 comentarios
  • Responder

    […] “Una dieta equilibrada y con productos reales y frescos. Una buena proporción de hidratos, verduras, frutas, proteínas, grasas saludables y agua. El […]

  • Responder

    […] de colores como la caca rosa, naranja, azulada o verde intenso suelen deberse a la presencia de alimentos, colorantes o algún fármaco y no tienen importancia […]

  • Marta
    Responder

    Me ha gustado mucho el post pero hay algo que me gustaría preguntar. Mi hijo tiene 3 años y medio y no come solo. A veces, cuando está realmente hambriento, sí que lo hace los primeros bocados…luego pierde interés.
    La cosa empezó bien. Desde que le introdujimos la alimentación complementaria le dejamos comer solo…cómo se ponía! ! Pero luego tuvo un síndrome mononucleósico…y se acabó. A partir de ahí tuvimos que ponerle dibujitos para comer…esas cosas que juras que no harás cuando seas madre…y ahora estamos en este punto. Es un niño de percentil 3…lo cual, encima nos hace sentirnos mal cuando no come “todo lo que se espera”…en fin…me enrollé un montón. ..algún consejo? Muchas gracias.

  • Loli Alvarez
    Responder

    Hola, vamos a ver si me explico bien. Mi hija, va a cumplir 4 años, decide no probar nuevos alimentos, solo toma leche, queso, sopa, pasta y algún zumo. En casa comemos de todo y cuando en el menú no tiene nada de lo suyo se queda sin comer, sin montar demasiado escándalo. El cuso pasado en el comedor escolar hizo igual, empezó a probar algo en Mayo tipo 1 garbanzo, 1 albóndiga cosas así, pero en las vacaciones a vuelto a las mismas incluso peor. La niña está sana, ya que le han hecho análisis, claro en la leche que toma lleva pediasúre y un poco de puré con todo s los alimentos corrientes.También decir que su hermano de 10 años siempre a comido de maravilla, casi en exceso, incluso de pequeñito fruta, verdura, pescado…..en fin de todo. Con lo cual para mi todavía es mas complicado. No la obligo, ni me enfado, solo le digo que hay que comer de todo…etc. Bueno espero haver sido clara. Gracias.

    • Marisa Moya
      Responder

      Hola Loli, se me ocurre que tal vez la niña estaría más motivada a probar alimentos nuevos si le ofreces participación y la involucras en el proceso de la comida, por ejemplo sentándoos a elaborar el menú semanal, tú decides qué ingredientes hay que tomar y ella puede elegir entre dos o tres opciones la manera de cocinarlos. Un primer paso para vencer la resistencia infantil es que el niño no esté enfocado tan solo en oponerse porque solo tenga la oportunidad de comer o no comer. Si ella comprueba que puede tomar otras decisiones y que estas decisiones le ayudan a superar las barreras frente a lo nuevo es muy probable que se encuentre más motivada a colaborar.
      También es oportuno fijar las pautas de convivencia en la mesa. Como familia podéis acordar que una norma sea al menos probar lo que se ha cocinado, valorar y expresar con tranquilidad si es del agrado de cada uno, así como el reconocimiento para la persona que lo ha trabajado.
      Son alternativas para orientar a la niña, motivarla, darle protagonismo, pero de manera útil.
      A ver si alguna de estas ideas te funcionan :)
      Muchas gracias por tu comentario!

      • Loli Alvarez
        Responder

        Gracias Marisa, pondremos en practica la idea de elaboración del menú de fin de semana, ya que empieza en el comedor del cole. Bueno ya te contaré. Besos.

        • Marisa Moya
          Responder

          Conectar con su dificultad, comprender, escuchar (todo ello no es aceptar, sí es empatizar) e involucrar en las soluciones. Cuando “tenemos en cuenta” a los niños ellos suelen mostrarse más dispuestos a emprender los desafíos 😉
          Muchos besos!

  • Susana
    Responder

    Quisiera hacer unas consultas al pediatra sobre la alimentación d mi hija. Como lo hago?

  • Blancas Sellés de Oro
    Responder

    ¡Qué gusto volver a leerte, a aprender, a valorar la sensatez de tu conocimiento y tu experiencia querido amigo Pepe !

    Ojalá podamos contar contigo en mamicenter para estos espacios y otros más 😉
    Yo también ,como Marisa, #teheechadodemenosenmamicenter :)

  • Marisa Moya
    Responder

    Qué gusto leerte Pepe, ahora sí, ahora Mamicenter recupera a uno de los creadores de esta comunidad que más han hecho por ella, trabajando con tesón, siempre cercano.
    Un artículo donde brilla el sentido común, que pone de relieve la capacitación, esa que se nos viene abajo tantas veces en educación y crianza con las mil inquietudes, las mil presiones. La confianza en la sabiduría personal es un buen cimiento para el largo recorrido de la crianza, y cuando esta nos falla, la mirada atenta a las señales que nos da el niño, traen de nuevo la luz a nuestra práctica.
    Abrazo grande Pepe! #teheechadodemenosenMamicenter 😉

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales