las amígdalas grandes y vegetaciones.
Enfermedades
7

Mi hijo tiene las amígdalas grandes y vegetaciones,¿qué hago?

¿Es normal? ¿Hay que operar siempre si las amígdalas y vegetaciones grandes?

Desde Mamicenter nos gustaría hablar acerca de este tema ya que genera una gran preocupación en los padres porque estos niños  suelen presentar más  infecciones que otros niños de su edad y tienen otros síntomas como veremos más adelante.

Antes que nada  intentaremos aclarar que son las amígdalas y las  adenoides y luego explicaremos cuando es necesario operar y cuáles son los cuidados luego de la intervención.

¿Que son las amígdalas y las adenoides?

amígdalasLas amígdalas son unas formaciones de tejido defensivo (llamado tejido linfoide) localizadas a ambos lados del fondo de la garganta y que reaccionan frente a las infecciones aumentando su tamaño y ocasionando dolor de garganta muy frecuentemente. (Las típicas y cansinas anginas)

Las adenoides (o “vegetaciones”) también están formadas por tejido defensivo pero no son visibles por observación directa  como las amígdalas, se encuentran en la parte posterior de la nariz muy cerca de las trompas de Eustaquio que son las que drenan las secreciones del oído medio a los conductos nasales (esto también explica que cuando las adenoides estén aumentadas de tamaño aumenten la frecuencia de otitis media ya que el moco que se encuentra en el oído no puede drenar con normalidad hacia la nariz)

¿Qué síntomas provocan cuando están aumentadas de tamaño?

No todas las amígdalas grandes y/o adenoides provocan estos síntomas, hay diferentes grados de hipertrofia amigdalar y conforme a ello hay diferentes grados de síntomas.

Pueden provocar infecciones frecuentes de cuello(faringitis o amigdalitis) y de oído(otitis) muy frecuentemente, esto provoca en el niño bastantes días al año con dolor de garganta y/o  oído y fiebre lo que repercute también en las ganas de comer , en el humor, en los días que se ausentan de las actividades escolares, etc.

Al haber obstrucción nasal debido al adenoides existe una respiración bucal, esta respiración crónica prolongada puede causar cambios en la posición de la mandíbula, el paladar y lengua lo que puede ocasionar una mala oclusión dental.

También ocasiona una voz nasal o como de nariz tapada.

Otros síntomas son: mal aliento por las mañanas (debido a la mucosidad acumulada), congestión nasal y moqueos persistentes.

Al haber un aumento de tamaño de amígdalas y adenoides hay muchas alteraciones a nivel del sueño: se produce ronquera fuerte, situaciones de (momentos durante en los que el niño deja de respirar), exceso de fatiga y sueño durante el día ya que ha habido un mal descanso debido a los problemas respiratorios que ha tenido durante la noche, esta alteración del sueño también puede provocar enuresis (escapes de pipí) nocturna.

Es frecuente ver que duermen adoptando posiciones anómalas durante el sueño como de rodillas o en ocasiones sentado o con el cuello extendido hacia atrás (son todas posiciones que lo que buscan es una mejor respiración y entrada de aire).Suele haber un sueño intranquilo y agitado, “de cama revuelta”, muchos movimientos, excitación y sudoración nocturna. Puede existir también una tos nocturna seca debido a sequedad de la boca.

Cuando esta obstrucción es muy importante(en un porcentaje pequeño de casos) y se mantiene durante muchos años se puede provocar un retraso del crecimiento por varios motivos: aumento de las calorías que se gastan durante el día por el aumento del esfuerzo respiratorio y la sudoración nocturna y principalmente por la dificultad al tragar que presenta, además aquello que “un niño que duerme bien crece bien “es correcto y además tiene una explicación científica que es que la hormona de crecimiento se sintetiza principalmente de noche por lo que al haber un mal descanso esto también suele estar alterado.

¿Cómo se diagnostican?

El diagnóstico del aumento de tamaño de las amígdalas y de las adenoides es básicamente clínico, esto quiere decir que por las cosas que nos cuentan los padres y el niño y por la exploración que realiza el pediatra durante el examen físico se puede llegar al diagnóstico fácilmente pidiéndoles que abran la boca y observando mediante la ayuda de un depresor de lengua.

hipertrofia amigdalarDe cualquier manera ya que las adenoides no se ven a simple vista es necesario realizar una radiografía de lado de la cara para poder visualizarlas y poder apreciar el tamaño que tienen, en ocasiones y cuando hay muchos datos de que la respiración nocturna está alterada el especialista(otorrinolaringólogo)podrá solicitar una prueba llamada polisomnografía (esta prueba no se pide siempre porque las pausas respiratorias suelen ser prácticamente muy bien descritas siempre por las padres ya que es un síntoma que los alarma mucho) nocturna que es una prueba que evalúa las alteraciones de ventilación durante el sueño, en ocasiones es nocturna o en otras se realiza diurna previa privación de sueño(el niño no duerme durante la noche y se hace la prueba durante el día).

¿Hay solución?

Una vez realizadas las pruebas y valorado en conjunto la sintomatología del niño el otorrinolaringólogo valorará si es necesario la intervención quirúrgica o no y esto dependerá de varios factores que incluyen la edad (las adenoides así como las amígdalas tienden a involucionar o sea a disminuir su tamaño con la edad, por lo que en muchas ocasiones si los síntomas no son muy importantes se tiende a esperar )y sobre todo las repercusiones que esta obstrucción de nariz y garganta están provocando en el niño en todo nivel(esto tendrá que ver con la gravedad de los síntomas que hemos explicado anteriormente).

anginas-operarar¿Cómo es la operación, hay una sola técnica?

Hay varios métodos para extraer o reducir amígdalas: cirugía convencional, láser y radiofrecuencia. Todas se realizan bajo anestesia general. Las adenoides se retiran mediante “raspado” a través de la boca.

La cirugía convencional tiene el inconveniente que no se puede realizar en niños pequeños, tiene más riesgo de hemorragia y el postoperatorio es más prolongado y puede ser más doloroso.

La técnica del láser (el láser es una luz con una energía muy alta que va quemando las células a medida que se aplica lo que hace que la amígdala vaya disminuyendo de tamaño y la va  modelando) y de la radiofrecuencia (ondas de calor) tienen varias ventajas con respecto a la cirugía convencional: mínima hemorragia durante la intervención , tiempo quirúrgico menor ya que es una técnica rápida y relativamente sencilla, disminuye el sangrado postoperatorio y los días de ingreso , recuperación más rápida luego de la intervención entre otros.

Cuidados luego de la intervención:

El alta del hospital se suele dar el mismo día de la intervención o a más tardar al día siguiente.

Habitualmente se puede comenzar a ingerir alimentos a partir de 4 horas de la intervención, inicialmente dieta blanda por lo menos durante 3-4 días.

En el caso de que necesite analgesia se puede administrar paracetamol o ibuprofeno.

El niño puede reincorporarse a su actividad normal entre las 48-72 horas posteriores a la intervención, el deporte acerca de la semana.

Sabemos desde Mamicenter que es un tema largo y si habéis llegado hasta aquí es porque les ha parecido interesante por lo que vamos a intentar dejarlos con lo más importante:

La hipertrofia amigdalar y las adenoides son causa de infecciones a repeticióny de síntomas por obstrucción de la vía aérea que pueden afectar el día a día del niño.

No siempre hay que realizar una intervención quirúrgica ,esto dependerá entre otras cosas de la edad del niño y de la gravedad de los síntomas

En caso de intervenir las operaciones son sencillas y con una rápida y buena recuperación posterior.

 

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
7
Artículos relacionados
bebe que va a ser vacunado
¿Qué está pasando con la tosferina?
doctor y niña en consulta por otitis
Guía práctica sobre las otitis infantiles
niña con tos en la cama
Mi hijo tiene tos, ¿qué hago?
7 comentarios
  • Lluisa
    Responder

    A mi hijo lo operaron el mes pasado con 17 meses. Le extirparon las adenoides y le hicieron una reducción amigdalar con láser. Se pasa miedo porqué es muy pequeño y la anestesia general siempre da cosilla, pero es lo mejor que pudimos hacer. La situación era ya límite. Se ahogaba, literalmente, por las noches con los ronquidos y apneas y por el día respiraba tan mal que no podía con su alma. Vomitaba mucho, cada día un par de comidas seguro y las horas de comer eran un suplicio porque no quería. Además tenía anemia y no cogía peso ni estaba creciendo. A eso súmale cada semana antibiótico pq estaba o bien con otitis, o bien con anginas o infección de vías altas. Y tanto antibiótico le estaba destrozando el sistema digestivo. Así desde los 6 meses. Lleva poco más de un mes operado y no ha vuelto a vomitar. Come ya sólidos y él solito. Ha ganado 600gr y crecido 3cm!! Duerme tranquilo y en una postura normal, respirando bien y sin aquella manera de sudar tan horrible. Y ha vuelto a sonreír y tener ganas de hacer cosas. Es como si tuviera otro hijo distinto, de verdad que el cambio es brutal!! Ánimo a todos las mamás y papás que estén dudosos de operar al peque. De verdad que vale la pena, ganan una barbaridad de calidad de vida!!

  • mariela
    Responder

    hola, van a operar a mi hijo con radiofrecuencia, quería estar segura de que mejor opcion que la convencional.gracias””!!!!!!

  • Rocio
    Responder

    Hola soy rocio, mi hija angela de 6 años la van a intervenir de amígdalas y vegetaciones. Puesto que desde los 3 años sufre muchas anginas, tiene las amígdalas bastante grandes ronca mucho dormida y lo que más me asusta es que hace apneas en el sueño. Estoy algo preocupada por que no me dijeron que técnica le iban a realizar en la operación y me asusta mucho la anestesia. Aunque vuestro artículo me ayudo bastante. Quisiera saber que preguntas hacerle al doctor sobre la operación y pos-operatario. Gracias.

    • Andrea Masiá
      Responder

      Hola Rocío, es importante que preguntes cual es la técnica que usarán, cirugía convencional, láser u otras técnicas.Y sobre todo cómo será el postoperatorio y que cuidados debes tener durante el.No te asustes por la anestesia es algo que hay que realizar y los profesionales son muy competentes.

  • Andrea Masia
    Responder

    Hola,no necesariamente, aunque suelen estar relacionadas y se suele aprovechar la anestesia para retirar las adenoides aunque sean pequeñas.

  • eva
    Responder

    Hola ¿siempre que hay amígdalas grandes hay adenoides grandes? Gracias

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales