salir dientes bebe
Enfermedades
2

¿Qué pasa cuando empiezan a salir los dientes?

Es algo normal y el motivo de muchas preocupaciones, ¿qué le pasa? Los dientes y su crecimiento pueden traer más de un quebradero de cabeza… Te contamos cómo ayudar a tu pequeño en este proceso.

Cuando el chamán de Atapuerca contestó con un críptico “son los dientes” al ser interpelado por una madre sobre porqué su retoño llevaba varias noches despertando a toda la tribu, no imaginó que aquellas parcas palabras seguirían repitiéndose hasta la saciedad cientos de miles de años después.

Nuestro chamán, en una época pobre en ciencias, descubrió empíricamente que esas tres palabras eran mágicas para calmar a neandertales primerizos que lo atosigaban con preguntas sobre babas, cacas, llantos y demás comparsas infantiles desde que el mundo es Mundo. Y, total, en algún momento “serían los dientes” de verdad. Les pasaba a todos los bebés de la tribu, no se eximía a nadie.

Unas cuantas épocas más tarde, y, a pesar de que la sección “Ciencias” de nuestras bibliotecas es bastante más extensa que la de Atapuerca, seguimos encontrándonos esas mismas tres mágicas palabritas cada vez que no sabemos qué le pasa a nuestros retoños:

“el niño lleva tres noches despertándose a gritos” -> Son los dientes

“el niño tiene unas décimas de fiebre” -> Son los dientes

“el niño no para de babear”  -> son los dientes

“el niño a hecho deposiciones blandas y ácidas” son los dientes  (por cierto, ¿qué demonios es una “caca ácida”? ¿le han medido el ph?)

En ocasiones hay preguntas sin respuestas, respuestas que desconocemos y respuestas evasivas (y absurdas). Ninguna de las respuestas a las cuatro cuestiones anteriores se correlaciona con nuestras palabras mágicas; así que hoy, unos cuantos años después de nuestro chamán, intentaremos explicar cuando efectivamente, son  “los dientes”.

La erupción dental es un proceso fisiológico continuo del desarrollo corporal.  Comienza alrededor de la semana 14 de vida intrauterina y termina unos tres años después, cuando los segundos y últimos molares temporales aparecen en boca y alcanzan su localización definitiva, articulando con el correspondiente antagonista.

Desde que unas células madres deciden que ahí están a gustito, que les va la idea de “ser dientes”, se agrupan y forman un saco para ellas solas. Son como Juan Palomo; dentro de ese saco o folículo comienza a formarse lo que llamamos “germen”. El germen se transforma en corona, y esta corona se mineraliza en su capa externa y le salen patitas que serán las futuras raíces (¡sorpresa!). Y nuestro diente formado decide que ya es maduro y puede salir a ver mundo y allí que va, abriéndose paso en la encía (el mecanismo es bastante complejo). Este caminito hacia el exterior no es doloroso, la Naturaleza es muy sabia. Igual que no duele el crecimiento del pelo, de las uñas o de los huesos.

En tres años, máxime cuando son los primeros de vida, nos puede pasar de todo, y no todo tiene que ser “los dientes”. Por ir al meollo, ¿cuando, de verdad “son los dientes”? (además de cuando ya nos han pegado un buen mordisco).

Alrededor de los 7 meses de vida, aunque la edad y el cronograma de erupción es algo puramente estadístico: hay bebés precoces y tardíos, algunos respetan el orden eruptivo como notarios y a otros les gusta trollear a padres y abuelos. Suceda como y cuando sea, al final todos tienen dientes

¿Cuáles son los síntomas habituales de la erupción inmediata?

  • Enrojecimiento y/o ligera tumefacción de la encía
  • Aumento de la salivación (sobre todo porque andan metiéndose en la boca todo lo que pillan)
  • Inquietud, malestar difuso, dificultad para conciliar el sueño. ¡Ojo! Malestar no implica dolor; puede ser molestias por la presión del diente, desasosiego al notarse algo extraño. Recordemos que la forma de comunicación más elemental de los bebés es el llanto

Curiosamente, cuando erupcionan los últimos molares, que son más grandes que el resto de piezas, los padres no suelen consultar porque el niño está “con los dientes”. Con dos años ya se comunican verbalmente. Que levante la mano quien le haya dado analgésicos, mordedores o masajitos a un niño de dos años “por los dientes”…

¿Cuándo consultar al pediatra aunque pensemos que “son los dientes”?

Si aparece:

Nunca, nunca, nunca estos signos son de la erupción dental y con sus objeciones obvias serán motivo de consulta médica.

¿Cómo aliviamos las molestias de la erupción?

Con acciones y objetos que presionen la encía: desde los típicos mordedores hasta chupetes, zanahorias y manzanas en trozos grandes y fríos, pan duro (todo esto dependiendo del calendario de introducción de la alimentación complementaria). Masajes con agua fría (¡y manos limpias!). Que no es más que otro punto de apoyo para convenceros de que no duele; si doliera de verdad no nos dejarían ni tocarlos. Si aún así pensáis que vuestro churumbel está muy molesto se le puede dar analgésicos por vía oral en su dosis correspondiente

Nunca, jamás se unta analgésico en la encía, ni cremas anestésicas, geles “primeros dientes”, productos homeopáticos etc. En el mejor de los casos no harán ningún efecto; en el peor te juegas una sobredosificación de anestésico o una reacción medicamentosa. Por no hablar del riesgo de ahogamiento con  collares de plástico (aka ámbar).

¿Nos cuentas tu experiencia? ¿Te quedan dudas?

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
2
Artículos relacionados
mejorar sistema inmune infantil
¿Qué hago para subir las defensas de mi hijo?
nocticas sobre vacuna de meningitis b
Vacuna de la meningitis B, una buena noticia y otra mala
consulta niños emergencia
Cuando mi pregunta es una urgencia pediátrica… ¡Llama al 112!
2 comentarios
  • Laura
    Responder

    Yo le llamo cacas ácidas a las que le irritan y escuecen el culete. Curiosamente, solo las hace cuando le está saliendo algún diente. 😉

    • Daniela
      Responder

      Teniendo en cuenta los más de 8 metros de mucosa digestiva/ absortiva que median entre la boca y el ano cuesta mucho imaginar que un episodio así esté relacionado

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales