profesora en escuela infantil
Educación
2

¿Cómo elegir una escuela infantil?

Escuelas infantiles y metodologías, un tema que nos atañe, una decisión importante y mucho que aprender por el camino. 

Se sabe, cada día con mayor evidencia empírica, que las experiencias que se viven en la primera infancia condicionan en buena medida el desarrollo de las potencialidades de una persona. Para los profesionales que formamos parte de Mamicenter, cobra fuerza que este proceso educativo es el que regula el desarrollo evolutivo y madurativo, es decir, somos genética pero somos la construcción que logramos a través de la interacción con nuestras experiencias internas y con el medio ambiente. La educación es la gran moldeadora del cerebro.

En este artículo por mucho que quiera no voy a lograr objetividad, estoy de su lado, soy parte, me declaro una enamorada de mi etapa, la Educación Infantil y sus múltiples beneficios en la infancia. Así es que, amiga, amigo lector, cuenta con “mi filtro de percepción” o como diría Dreikurs, con mi apercepción.

No obstante mi amor no es ciego, nace de muchos años de experiencia y un profundo respeto hacia las investigaciones, las prácticas, las pedagogías y metodologías que hoy la sustentan.

No siempre ha sido así.

En España, la Educación Infantil ha transitado momentos más oscuros. No hace tantos años que se atiende a la infancia en centros escolares. Se empezó con coordenadas muy alejadas de las que ya se practicaban en otros países europeos. Era (¿todavía es?) un débil apéndice del sistema escolar que daba respuesta a la demanda social ante la incorporación de la mujer al mundo laboral. Los profesionales, en su mayoría, poco cualificados. Se produjo un vacío asistencial y este es el que ocuparon guarderías y jardines de infancia, subsidiarios más bien de cuidados que de educación.

Pocos se planteaban entonces que entre las paredes de esos centros, lo que se hacía, tenía una  trascendencia más allá de subsistir; que era junto a la labor de las familias, la forja de los individuos y ciudadanos del futuro. No se valoraba al niño por sí mismo.

El niño se adaptaba o no al espacio, al profesional, a lo estipulado. No había mala intención, era puro desconocimiento.

En esa etapa, no obstante, “casos de éxito”, visionarios de una práctica de renovación pedagógica avalada por las experiencias de los que hace un siglo fueron “estrellas que aún brillan en el firmamento de nuestra etapa”, los que siempre pensaron que había que conocer al niño y su naturaleza en lugar de considerarlo tan solo receptor de instrucción.

La mayoría de los centros denotaban una enorme brecha entre los avances de los pensadores, pedagogos, psicólogos y psiquiatras y las personas que llevaban a cabo la tarea de educar en escuelas. La formación no era apropiada.

Es una rémora que todavía colea en “sentires y pensares”, la de una praxis que fue útil económicamente, laboralmente, pero llena de carencias de todo orden.

Tal vez sea la reivindicación más urgente que tiene que hacer una sociedad, que su infancia esté bien atendida en la etapa más importante de la educación, es prioritario. El derecho del niño a ser considerado por sí mismo y tener “su propia historia en la escuela, a día de hoy seguimos trabajándolo con pico y pala.

Hay muchas maneras de interpretar esa historia de la infancia y hay muchas perspectivas sobre la educabilidad del niño.

Hoy, se van poniendo de relevancia datos en los que muchos coincidimos y que enfocan el crecimiento como piezas de un puzzle que logran encajar si se tienen en cuenta factores biomédicos, sociales, vínculos afectivos… fruto de aunar los conocimientos multidisciplinares.

La educación en esta etapa requiere actuaciones muy especializadas que solo son posibles desde una formación adecuada para la tarea que se asume.

¿Cuál es la mejor metodología hoy en España?

La que cumpla con criterios de calidad, que dé la talla para la maduración, desarrollo y crecimiento de tu hijo, preserve y aliente el derecho de forjar su propia historia. La que combine de forma equilibrada contenidos teóricos y prácticos teniendo en cuenta las actuales tendencias educativas y las experiencias concretas del quehacer educativo en la escuela, en el grupo, en la familia…

¿Hacia dónde camina la EI en España hoy?

Coexisten los centros en los se acoge a los niños, los que tan solo ofertan cuidado y custodia o al menos no hacen una demarcación entre cuidados y educación, con los meramente recreativos, con los que se centran en preparar para la vida escolar, con los que son una lista interminable de servicios prestados para compensar la falta de presencia de las familias y disminuir déficits, riesgos y fracasos…

Hay muchas soluciones en las que se abarcan finalidades sociales y no tantas en las que se da respuesta a “necesidades vitales”, las del niño como ser único (con derecho a dignidad y respeto) e integrante de un núcleo primordial, su familia y a la vez miembro de la cultura de su tiempo… para que el centro de educación infantil deje de ser  ese lugar en el que los pequeños está en manos de personal poco especializado y con tareas escasamente educativas.

niños en escuelas infantilesCon las limitaciones que impone la brevedad de esta publicación, con la intención de acercar buenas prácticas en Educación Infantil a las familias y pidiendo disculpas por las omisiones, hoy, en España:

  • Escuelas infantiles de gestión pública, servicios de calidad, propuestas educativas según currículo oficial y algunos ejemplos de prácticas innovadoras.
  • Las escuelas Montessori. Su creadora, María Montessori, ya hablaba hace más de un siglo, de la educación infantil como base para el desarrollo. Fue y es un modelo a imitar porque su planteamiento es una metodología funcional que parte del ejercicio de la habilidad infantil que se expresa con unos materiales que motivan al alumno, actuando sobre todo en sus sentidos. La acción del educador es seguir al niño en esta investigación para que suponga conocimiento y aprendizaje. Pedagogía  con palabras grandes en educación, respeto, libertad, autoevaluación.
  • Escuelas Waldorf, tienen un enfoque más complejo de “la persona”, más allá de la pura interacción con los recursos, priorizan “una forma de ser” que se soporta en unos valores en los que el educador, en permanente formación, es el modelo. Metodología vivencial, activa.
  • Pedagogía blanca, nuevos derroteros, integrando los valores de una educación respetuosa alejada de prácticas autoritarias.
  • Regio Emilia, escuelas en las que se pone en alza el valor de la comunidad y el desarrollo integral a través de metodologías basadas en proyectos.
  • Educar en verde, escuelas que ponen de relieve la necesidad infantil de aprender a través del contacto con la naturaleza.
  • Y hay otras opciones, en las que me incluyo, “sin marca” específica, que bebemos de las fuentes de los clásicos y apostamos por los retos y desafíos de una sociedad cambiante que requiere un educador sensible a la necesidad infantil, interviniendo lo justo para alentar desarrollo, con el menor protagonismo para no restárselo al que verdaderamente lo tiene, el niño.

Una apuesta por una educación vetusta en las raíces,  y sin embargo innovadora porque prácticamente no se ha estrenado. Con una pedagogía alternativa para vivir otra dimensión de la educación en comunidad, con todas las herramientas que facilitan información, conocimiento, intercambio y colaboración partiendo de lo que más enseña, la realidad…
¡Otra manera de aprender!

  • Entendiendo que la calidad de las relaciones y el clima escolar son absolutamente importantes para al desarrollo y el aprendizaje del alumno.
  • Estableciendo una conexión fuerte para los alumnos, las familias y el equipo docente, tanto en el contexto social como escolar. Dado el carácter complementario de la familia, es imprescindible la presencia y relación activa de los padres en las escuelas infantiles de forma permanente.
  • Implementando principios de respeto mutuo y aliento.
  • Concentrándose en soluciones a largo plazo para las conductas inadecuadas.
  • Viendo los errores como oportunidades para aprender y a “las malas conductas” como oportunidades para practicar habilidades importantes de vida.
  • Cuestionando y evitando dirigir la conducta a través del control, las recompensas o los castigos.

En cualquier caso…

 la mejor opción siempre va a ser la persona, el equipo de profesionales que se responsabilicen, comprometan y disfruten con la tarea más importante y hermosa del mundo, la educación.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Nos la cuentas? ¿Qué metodologías sumarías a la lista?

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
2
Artículos relacionados
Logopedia
Trastornos del lenguaje ¿Debo visitar a un logopeda?
woman teaches kids handcraft at kindergarten or playschool
Tips para el proceso de adaptación a la escuela infantil
nocticas sobre vacuna de meningitis b
Vacuna de la meningitis B, una buena noticia y otra mala
2 comentarios

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales