¿Las vacunas pueden casuar autismo en los niños?
Actualidad, Enfermedades
0

¿Las vacunas pueden casuar autismo en los niños?

No, no y definitivamente NO. Desde Mamicenter no encontramos mejor manera de comenzar este post que con esta rotunda afirmación. Desde hace tiempo el debate está abierto en todo el mundo. En los último años han surgido “detractores” de las vacunas, colectivos que se apoyan en una serie de falsos mitos para no vacunar a los niños. Lo hacen sin ser conscientes del peligro que supone para los pequeños y para la sociedad en general.

¿Cómo surgió la idea de que las vacunas tenían algo que ver con el desarrollo del autismo?

Gran parte de la culpa de este falso mito la tiene un estudio publicado en 1998, el cual sugirió que la vacuna MMR (sarampión-paperas-rubéola) o la infección con el virus mismo del sarampión, puede causar autismo. Desde la Organización Mundial de la salud desmienten esta afirmación: “Según se pudo determinar, el estudio de 1998 que suscitó inquietud acerca de un posible vínculo entre la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, por un lado, y el autismo, por otro, contenía graves irregularidades, por lo que la publicación que lo divulgó lo retiró. Lamentablemente, su divulgación despertó temores que provocaron una disminución en las tasas de inmunización y los subsiguientes brotes de esas enfermedades.

No existen pruebas científicas de una relación entre esa vacuna y el autismo o trastornos autistas”.

niños-vacunas

Las evidencias científicas e inmunológicas desmontan el falso mito del autismo y las vacunas. Pero estos colectivos también hablan de intoxicación por mercurio dado que algunas vacunas contienen timerosal; un conservante que contiene un compuesto del mercurio conocido como “etil mercurio”. Ojo, hay que aclarar que este compuesto no es lo mismo que el “metil mercurio”, que se encuentra en cantidades elevadas en algunos pescados y que puede ser perjudicial para la salud si se ingieren determinadas cantidades.  Diferentes investigaciones científicas como la llevada a cabo por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas determinaron que el cuerpo elimina el etil mercurio con mucha más rapidez que el metil mercurio, por lo cual el etil mercurio no se acumula en el tejido humano pudiendo llegar a afectar al sistema cognitivos de los niños. Algo que también corrobora la OMS.

¿Las vacunas presentan efectos adversos y efectos secundarios a largo plazo que ahora desconocemos?

Las vacunas son muy seguras. Las principales reacciones son el enrojecimiento en la zona de vacunación y síntomas febriles en algunos casos durantes las 48 horas siguientes de su administración. Ante el debate suscitado la OMS elaboró un decálogo. En él se da respuesta a muchos de los falsos mitos que rodean a las vacunas. Sobre los presuntos efectos graves la Organización Mundial de la Salud asegura: “Las vacunas son muy seguras. La mayoría de las reacciones vacunales son generalmente leves y temporales, por ejemplo, un brazo dolorido o febrícula. Los trastornos de salud graves, que son extremadamente raros, son objeto de seguimiento e investigación detenidos. Es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Por ejemplo, en el caso de la poliomielitis, la enfermedad puede provocar parálisis; el sarampión puede causar encefalitis y ceguera, y algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser incluso mortales”.

Niños-vacunas-autismo

¿Existen riesgos si no vacuno a mi hijo?

Pese a las evidencias que existen sobre la seguridad y efectividad de las vacunas, algunos padres deciden optar por no vacunar a sus pequeños o retrasarlas dentro del calendario que pauta Sanidad. Algo que implica grandes riesgos. No hay que olvidar que existen enfermedades graves que ahora están controladas gracias a las vacunas y que otras se han erradicado. Si no se inmuniza a los niños las enfermedades pueden reaparecer y volverse mucho más virulentas. Según afirma la OMS:

“Si el conjunto de la población no se vacuna, enfermedades que hoy día son extremadamente raras, como la polio y el sarampión, reaparecerán rápidamente”. No solo enfermará el pequeño que no ha recibido la vacuna también todos los que le rodean corren riesgo de contagio.

Por ejemplo, los niños con leucemia ,u otras enfermedades que conllevan inmunosupresión, NECESITAN que la sociedad esté vacunada para que ellos no se pongan aún más enfermos. No es solo una cuestion individual, es que como especie que vive en grupos necesitamos que todo el mundo aporte su granito de arena.

La OMS asegura: "No existen pruebas científicas de una relación entre esa vacuna y el autismo o trastornos autistas".

Hay que tener en cuenta que los beneficios de vacunar a tu niño superan de lejos a los riesgos. Un determinado porcentaje de niños manifiestan reacciones adversas a las vacunas, pero tales incidentes son poco comunes, si tenemos en cuenta el gran número de niños que se vacunan por año.

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
0
Artículos relacionados
que hacer hijo con diarrea y vomito
Mi hijo tiene vómitos y diarrea, ¿qué hago?: gastroenteritis
doctor y niña en consulta por otitis
Guía práctica sobre las otitis infantiles
anginas-mamicenter
¿Qué son las anginas?

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales