suelo-pélvico
Maternidad, Profesionales infantiles
3

¿Sabes cómo proteger el suelo pélvico durante el embarazo?

Desde Mamicenter sabemos las dudas que os surgen una vez sabéis que estáis embarazadas: ¿Cómo va cambiar mi cuerpo? ¿Qué es eso del suelo pélvico? ¿Qué puedo hacer para fortalecerlo? A través de Nuria Sánchez, fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, vamos a explicaros la importancia de éste en nuestro día a día, cómo debemos cuidarlo, y cómo lo podemos perjudicar, sin darnos cuenta, hasta que presentamos síntomas que nos alertan de que algo no va bien “ ahí abajo “…

 

“ La preñez se le conoce a la primeriza antes en los pechos que en la barriga “
(anónimo )

El embarazo se define como la implantación del cigoto en el útero, hasta el parto, lo que conlleva cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer, encaminados a proteger el feto. Dura 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación.

 

Los genitales también cambian: aumenta la vascularización de la vagina y la vulva, edema, aumento de las mamas, y, el útero pasa de pesar ¡60 gramos a 1000 gramos y de 5 ml de capacidad a 5000 ml!.

 

En los tres trimestres nos van a realizar controles tanto de analítica, ecografía, y en el último nos realizarán también cultivos vaginal y anal, monitorización fetal y exploración cervical (el cervix del útero, no el cuello que sujeta la cabeza). La mujer embarazada no debe vivir esta etapa con miedos, pánicos, obsesiones, pero sí debe tener en cuenta una serie de recomendaciones para que toda ella y en consecuencia su suelo pélvico sufra lo menos posible.

Vamos a echar un ojo a este cuadro, para que veáis la ganancia ponderal media de la mujer al final del embarazo (Y lo que su suelo pélvico tiene que sostener):

* Mamas y útero: 1300 gr
* Volumen de sangre : 1800 gr
* Placenta: 600 gr
* Líquido amniótico: 800 gr
* Feto: 3500 gr
* Tejido adiposo: 3300 gr
* Líquido extracelular: 1200 gr

¿Habéis visto cómo se reparte nuestro peso en el embarazo, y que gran parte de él se localiza en el abdomen? ¿Y que eso conlleva a más peso sobre el suelo pélvico? Ahí lo dejo…

suelo-pélvico

Una mujer embarazada en la que su suelo pélvico flaquee, puede empezar a sentir un “PESO GENITAL“ al final del día, o PÉRDIDAS DE ORINA ante los esfuerzos, o URGENCIA al orinar, o imposibilidad de controlar los GASES, o disminución de la SENSIBILIDAD SEXUAL. Habéis visto cuántas cosas nos pueden pasar en el embarazo, y todas ellas no son normales, no nos debemos conformar con que en el embarazo se permite todo. Estos signos nos están dando pistas de que nuestros músculos, fascias, ligamentos, esfínteres, y articulaciones, están alterados, debilitados.

Un entrenamiento suave de esta musculatura, supervisado por un profesional para un buen control y realización de ésta, puede ayudar a evita en su mayoría la presencia de estas patologías que tanto pueden incomodar.

Con un programa de fortalecimiento, aumentamos el soporte de los órganos intrapelvianos, aumentamos la presión uretral durante los incrementos de Presión Intra Abdominal (PIA), inhibimos la hiperactividad de la vejiga y mejoramos la sensibilidad en las relaciones sexuales.

ejercicio-suelo-pélvico

Este fortalecimiento podría basarse por ejemplo en un ejercicio muy básico:

Cerramos los tres orificios perineales (uretra, vagina y ano ) y soltamos. Contraer y relajar esta musculatura de manera aislada, localizada, sin apretar glúteos, aductores o abdomen. Sería suficiente dos series de 10 repeticiones de 3 segundos cada una en decúbito supino (boca arriba) o si la paciente está incómoda en decúbito lateral. Y con el paso de los días y semanas ir aumentando progresivamente las repeticiones, el tiempo de contracción, y las posturas.

Ya sólo con este pequeño entrenamiento, unido a una educación postural y a una anticipación de éste ante los esfuerzos(toser, reir, estornudar, gritar, vomitar, coger peso..) la paciente embarazada debe notar mejoría en los síntomas de flaqueza de su suelo pélvico, completa o casi. Esta terapia se puede complementar con biofeedback, bolas chinas, control digital, educadorqueda prohibidísimo en la mujer embarazada realizar hipopresivos y trabajo con corrientes de electroestimulación / analgesia o aplicación de diatermia.

Aconsejar siempre una valoración del suelo pélvico de esta mujer embarazada por un especialista, para descartar presencia de patologías añadidas que en muchas ocasiones deben hasta ser tratadas antes de introducir el programa de fortalecimiento. Un ejemplo son infecciones, contracturas, cicatrices antiguas, prolapsos etc.


 

Así que recuerda, para proteger tu suelo pélvico:

  • Intenta visitar un especialista de suelo pélvico para que te valore.
  •  Cuida tu alimentación y tu postura.
  • Evita los deportes de impacto, coger excesivo peso, fumar, y beber alcohol.
  • Realizar ejercicios de contracción de suelo pélvico diariamente, sobre todo si no es el primer embarazo, has cogido mucho peso, o tienes síntomas de debilidad en tu suelo pélvico.
  • Y te puedes realizar masaje perineal en las últimas semanas del embarazo para preparar, estirar esa musculatura para el parto y evitar futuros desgarros.. (aunque ya supondrás no depende exclusivamente de eso).

 

¿Quieres preguntar tus dudas a nuestros profesionales?

Regístrate en Mamicenter
3
Artículos relacionados
peditra y niños en consulta. Beneficios mamicenter
Beneficios de Mamicenter para el pediatra
Enfermera cuidadora en mamicenter
Enfermería = Cuidar, mucho más que un trabajo
smiling baby sitting on chamber pot with toilet paper rolls
Ya no lo necesito: ¿cómo retirar el pañal? [Infografía]
3 comentarios
  • Responder

    […] – Si es alérgico (hipersensible) al ibuprofeno, a otros medicamentos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), a la aspirina o a cualquiera de los demás componentes de Dalsy 20 mg/ml. Las reacciones que indican la alergia podrían ser: erupción cutánea con picor, hinchazón de la cara, labios o lengua, secreción nasal, dificultad respiratoria o asma. – Si padece una enfermedad grave del hígado o los riñones. – Si ha tenido una úlcera o hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo. – Si vomita sangre. – Si presenta heces negras o una diarrea con sangre. – Si padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea, o está tomando anticoagulantes (medicamentos utilizados para “fluidificar” la sangre). Si es necesario utilizar a la vez medicamentos anticoagulantes, el médico realizará unas pruebas para la coagulación sanguínea. – Si padece una insuficiencia cardiaca grave. – Si se encuentra en el tercer trimestre del embarazo. […]

  • María
    Responder

    Por favor leí el blog de suelo pélvico, quisiera saber como me doy cuenta si tengo mi suelo pélvico debilitado, o cuales son los síntomas. Gracias

Deja un comentario

Tu nombre*

Comentario*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Redes sociales